EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

lunes, 5 de julio de 2010

TODOS A LA PROTECCIÓN DE LA NIÑEZ: EBRARD

A fin de abatir la impunidad de responsables de delitos contra niños, acabar con la desventaja de éstos frente a sus agresores y prevenir la frustración de los futuros adultos por haber carecido de justicia en su momento, el Gobierno del Distrito Federal puso en marcha el Sistema de Atención y Protección Integral a la Infancia (SAPII).
La presentación del Programa fue encabezado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard Casaubon, quien anunció ante representantes de organismos civiles e internacionales, entre ellos la UNICEF, la ampliación del mismo en toda la Ciudad de México e invitó a todos a participar en el proyecto para crear una mejor sociedad.
Señaló la necesidad de priorizar la atención a los niños porque, de acuerdo a uno de los principales indicadores de la calidad de vida y grado de desarrollo humano de una sociedad –cómo viven y cómo se trata a los niños–, éstos se encuentran marginados de sus derechos y de los beneficios sociales, como el disfrute de la infraestructura pública y el acceso a justicia.
Así, los niños no conviven en los espacios públicos, pero esto, además de síntoma de elevada inseguridad, habla de su poca socialización en barrios, escuelas y todo lugar, lo cual deriva en individualizarlos, asilamientos extremos, inactividad y obesidad, como si la lógica fuera “mejor que no hablen con nadie durante toda la semana”, comentó.
Por otra parte, cuando los niños son agredidos, particularmente en la familia, están en desventaja porque difícilmente otros se enteran y el agresor queda impune. “Toda la violencia, frustración y desintegración social que vemos viene de ahí”, señaló el mandatario.
En este sentido, el SAPII, creado en el Hospital Pediátrico de Iztapalapa (HPI), constituye una gran aportación para apoyar a infantes victimizados por adultos, pues genera las condiciones para que puedan denunciar y acceder a la justicia.
El secretario de Salud, Armando Ahued Ortega, lo definió como un Sistema de Atención Integral de la Infancia, con perspectiva de género y visión de derechos humanos.
Informó que Locatel reportó en 2008 casi mil 300 llamadas para denunciar maltrato infantil, mientras en 2009 registró 983 casos. Por su parte, el HPI registró 12 casos en 2007, 80 en 2008, 137 en 2009 y 47 de enero a marzo del presente año. El 56 por ciento de las víctimas son niñas y el 44 por ciento niños.
El 41 por ciento de los casos fue por abuso sexual, 29 por violencia familiar, 12 por violación, siete por omisión de cuidados, siete por denuncia de hechos, dos por homicidio y dos por ciento por lesiones. Las principales víctimas son niñas y niños de dos, tres y siete años con cinco por ciento cada uno respecto al total.
Para ayudar a niñas, niños y sus familias, así como para evitar su revictimización, los doctores Bony Mendoza y Ramón Carballo –ambos del HPI– iniciaron el Programa de Atención a Niñas y Niños en Situación de Violencia.
Con el apoyo de diversas dependencias del Gobierno del Distrito Federal, la Oficina de la Defensoría de los Derechos de la Infancia, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y la representación de UNICEF en México, el Programa se convirtió en el SAPII.
Miguel Ángel Mancera Espinosa, procurador General de Justicia del Distrito Federal, informó que en los procesos donde se busca justicia para el infante víctima de algún delito se parte de la premisa de considerarlo, en todo momento, como sujeto de derechos activos, pensando en su bienestar y protección integral, sin olvidad sus características particulares.
Para minimizar su estrés postraumático y su revictimización, se le toma la declaración ministerial bajo dos modelos. Uno es el directo, en el cual el menor puede ser observado por sus familias u otros miembros del equipo interdisciplinario a través de una cámara de Gessel.
El otro es el indirecto y se vale de un títere virtual –creado por la Fundación Antenas por los Niños–, especialistas y familiares en una sala contigua, que ayuda a generar confianza en el infante.
Por otra parte, a través del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Distrito Federal (DIF–DF) se realizan diagnósticos familiares, un plan de restitución de derechos; propuestas de apoyo educativo, alimentario y de acceso a servicios de salud y programas sociales, apoyo jurídico y seguimiento del caso.

No hay comentarios: