EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

jueves, 1 de julio de 2010

SIN FRENO LAS PUGNAS POR EL PODER DEL NARCO EN MÉXICO

Leonardo Juárez R./El Capitalino
A punto de explotar se encuentra otra sangrienta batalla entre los principales cárteles de las drogas del país, al salir a relucir el presunto levantamiento del hijo del otrora líder del grupo de Los Beltrán Leyva, Marcos Arturo Beltrán Leyva (a) El Jefe de Jefes; a manos de gente de su principal rival Archibaldo Joaquín El Chapo Guzmán, así como el supuesto levantón de Ignacio Nacho Coronel, uno de los principales cabecillas del cártel de Sinaloa.
En caso de confirmarse estos hechos se recrudecerían los ajustes de cuentas, secuestros, y enfrentamientos entre los barones de las drogas, principalmente en Jalisco, ante esto los servicios de inteligencia de las Secretarías de la Defensa Nacional, Marina, Seguridad Pública y PGR, comenzaron a cotejar estos hechos, principalmente la desaparición de Saltiel Beltrán, hijo de Marcos Arturo Beltrán Leyva.
El hecho comenzó a cobrar fuerza hace unos días en los principales bastiones del narcotráfico como Culiacán, Guadalajara, Tijuana, Monterrey, Ciudad Juárez y Hermosillo; por lo que los grupos de inteligencia de SEDENA, Semar, SSPF y PGR trabajan a marchas forzadas en estos hechos.
Se presume que tras el plagio de Saltiel Beltrán, se encuentran los principales grupos antagónicos al cártel del Pacífico o de Los Beltrán Leyva; es decir, Ignacio Coronel Villarreal (a) El Nacho; Ismael El Mayo Zambada García, y Joaquín El Chapo Guzmán.
Trascendió que tanto Coronela Villarreal como Zambada García, no se quitan la idea que los últimos levantones de su gente, son producto de las acciones de Los Beltrán, pero estas aseveraciones no son ciertas.
En los blocks especializados en narcotráfico, se filtran las versiones de la captura de Ignacio Coronel Villarreal, en el fraccionamiento Las Bugambilias de Zapopan, Jalisco; las autoridades federales esperan que en caso de no resolverse el asunto, se espera un aumento en los hechos violentos en la referida entidad.
Se dice que el Cártel de Sinaloa, a raíz de la fuga del Chapo Guzmán del penal de Puente Grande, Jalisco; se reestructuró en su organización y de ahí se desató una ola de violencia en todo el país, en sus intenciones de apoderarse de las rutas y plazas de otras organizaciones criminales.
Al interior de este grupo criminal, se registró una serie de escisiones –células-, y luchas internas por el poder, que ha repercutido en la inseguridad del país y le introducción de estas organizaciones criminales en espacios de la sociedad civil.
En sitios de Internet como La Vida Mafiosa y Jalisco no tiene Ley, se hace la pregunta de dónde esta Ignacio Coronel, al grado de que se habla de una recomposición de la plaza de Jalisco y el temor de que aumente aún más la violencia en el país.

No hay comentarios: