EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

lunes, 5 de julio de 2010

NECESARIO QUE LOS TITULARES DE DERECHOS HUMANOS DEJEN EL ESCRITORIO Y CONOZCAN LA REALIDAD: TORRES PÉREZ

No basta con que las comisiones de derechos humanos trabajen con buenas intenciones, desde un escritorio y de forma académica, es necesario que sus titulares vivan la realidad y conozcan los problemas que se les presentan de viva experiencia. No podemos pedirle a una vecina, por ejemplo, que no agreda a una sexoservidora si la ve tener relaciones sexuales a las afueras de su casa pero en realidad los agredidos son los vecinos. Sin duda, creo que en esas Comisiones tienen buena voluntad pero están alejados de la realidad social, manifestó el Jefe Delegacional en Cuauhtémoc, Agustín Torres Pérez.
Y agregó: “Creo que es muy bonito que desde estas tribunas, critiquen todo lo que hace el gobierno y en caso específico de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito federal, las propuestas que nos mandan, o la recomendación, se sustenta básicamente en que yo coordine instancias de gobierno, aunque en realidad no tengo facultades para coordinar, eso está mal fundamentado, mal planteado, y además lo que ellos establecen es que le digamos a los niños, a las familias en los domicilios, que esto es normal por ejemplo, ver a transexuales teniendo relaciones en plena calle, que les pidamos no violentar a las sexoservidoras cuando eso no ocurre, aunque en realidad los violentados son los vecinos.
Al hacer referencia al caso de la zona de trabajo sexual creada recientemente en la colonia Buenavista, el Jefe Delegacional en Cuauhtémoc manifestó durante su recorrido de esta semana, que tanto entre los y las trabajadores sexuales ha sido aceptado, algo que desde la referido Comisión no es visto es su magnitud y realidad.
Informó en este sentido que recientemente, “se me acercó un grupo de 40 sexoservidoras que viene de la Merced, de la zona de San Pablo, para solicitarme que se cree un proyecto en donde se incluya a cuarenta sexoservidoras para que se les incluya en alguno de los programas sociales que tenemos, específicamente en el de empleo, ya que quieren dejar el sexoservicio y eso me alegra ya que es el verdadero objetivo del programa, pero no lo veo con ellos”.
Torres Pérez refirió que “el enfoque que desde la Comisión de Derechos Humanos imponen, es un enfoque totalmente académico, incluso es una idea de la cual parten a partir de los análisis sociológicos o de diferente tipo que realizan con especialistas en la materia, organizaciones no gubernamentales, pero que cuando lo trasladan a la realidad y a mi me lo plantean como gobernante, yo no puedo darles sus teorías de la cuarta o quinta generación de Derechos Humanos a mis vecinos que me reclaman todos los días ver los excesos del sexoservicio.
Finalmente manifestó su beneplácito de que la capital del país cuente con un ombudsman local, pero “me parece que esta figura se está alejando de la realidad social y esa es una de las contradicciones que tenemos”.

No hay comentarios: