EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

domingo, 11 de julio de 2010

MÉXICO, PRIMER LUGAR MUNDIAL EN EL CONSUMO DE REFRESCOS Y BEBIDAS AZUCARADAS: MARICELA CONTRERAS

“México ocupa el primer lugar mundial en el consumo de refrescos y bebidas no azucaradas , estimándose que cada habitante en promedio ingiere 150 litros al año de ese tipo de bebidas, lo que está condenando a la población, principalmente a la infantil, a engrosar las filas de obesos, diabéticos e hipertensos”, afirmó la diputada perredista Maricela Contreras Julián.
En entrevista, la Presidenta de la Comisión de Salud y Asistencia Social de la Asamblea Legislativa, precisó que diversas empresas calculan en 193 mil millones de pesos el consumo de refrescos al año en México, incluso “la ingesta de este tipo de bebidas azucaradas y refrescos, según cifras de la Asociación Mexicana del Envase y Embalaje, está por encima del consumo de agua embotellada que es de 84 litros al año, 75 litros en bebidas alcohólicas, de los cuales 60 son de cerveza; la leche con 55 litros por persona y néctares con 10 litros anuales, por lo que las empresas refresqueras deben aceptar los lineamientos que han elaborado la Secretaría de Salud y de Educación Pública del Gobierno Federal para prohibir su venta en las escuelas.”
Contreras Julián señaló que es una incongruencia de las empresas refresqueras el oponerse los lineamientos para el expendio o distribución de alimentos y bebidas en los centros escolares, ya que “públicamente a través de comunicados se han comprometido a retirar sus productos de manera gradual de las escuelas; se les ha brindado la opción de sustituir sus productos por otros con menor contenido calórico, por lo que deben mostrar su sentido de responsabilidad social y aceptar los lineamientos sin anteponer sus intereses económicos a la salud de las niñas y niños que acuden a las más de 200 mil escuelas que existen en nuestro país”, sentenció.
La legisladora del Sol Azteca informó que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) estima que las familias con ingresos más bajos destinan 7.3 por ciento de sus gastos totales al consumo de refresco y bebidas azucaradas, siendo este tipo de familias las principales consumidores de estos productos, “gastamos más dinero en la compra de refresco que en la de tortillas y frijoles, y es en el hogar donde se inicia el consumo de refresco, sustituyendo con esto también la ingesta de agua, por lo que es urgente una política pública a nivel nacional de fomento de hábitos alimenticios y estilos de vida saludables.”
La diputada Maricela Contreras, advirtió de algunos daños ocasionados por el consumo de refresco que van desde la caries, descalcificación, sobrepeso, desnutrición, gastritis, diabetes, alteraciones mentales, entre otras patologías; además investigaciones señalan que todos los refrescos con azúcar y los refrescos de dieta representan un aporte calórico importante y no tienen ningún valor nutritivo, por lo que urgió a retirarlos o sustituirlos de los planteles escolares.
Mencionó que científicos de diversas universidades han publicado, que las mujeres que toman una lata de refresco al día tienen hasta un 83 por ciento más de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas que lo hacen menos de una vez al mes, “una lata de refresco, por ejemplo, contiene cerca de 150 kilocalorías y unos 50 gramos de azúcar, que a menudo se añaden a la dieta normal sin reducir la ingesta de calorías”, señaló.
Finalmente, Contreras Julián destacó que nuestro país se ha convertido en un “paraíso de negocios para las refresqueras”, pues datos de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados revelan que las 230 plantas embotelladoras del país comercializan 300 millones de cajas al año con 12 refrescos en promedio en cada una, con un valor aproximado superior a los 193 mil millones de pesos, “estimaciones de empresas internacionales y de la propia The Coca-Cola Company, señalan que México es el segundo mercado con mayor importancia en el mundo, apenas por debajo de Estados Unidos y que de continuar esa tendencia al año los mexicanos gastarán en bebidas azucaradas y refrescos 238 mil millones de pesos.”

No hay comentarios: