EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

viernes, 2 de julio de 2010

FINGÍA ESTAR SECUESTRADO PARA SACARLE DINERO A SU FAMILIA

Leonardo Juárez R./El Capitalino
Agentes de la Policía Investigadora del Distrito Federal detuvieron a Juan Carlos Olvera Rivera, quien simuló haber sido secuestrado para salir de sus deudas, y solicitó el pago de un “rescate” a sus familiares.
La Procuraduría capitalina informó la captura de este sujeto se dio tras un operativo implementado por la Fiscalía Especial para la Atención del Delito de Secuestro (FAS), quien ubicó a la supuesta víctima, quien en realidad se encontraba en el hotel Calzada de Tlalpan en donde se refugió para planear y operar su supuesto secuestro, y desde dónde enviaba mensajes, vía teléfono celular, a su hermana, cuñado y otros familiares.
De acuerdo con las actuaciones ministeriales, el pasado 1 de julio, la hermana de Juan Carlos se presentó ante el Ministerio Público para denunciar que un día antes, aproximadamente a las 21 horas, recibió un mensaje en su teléfono celular proveniente del teléfono móvil de su consanguíneo en el que se leía:
“Tenemos secuestrado a tu hermano, no hagas ninguna tontería como ir a la policía, tenemos contactos en la policía y si tú vas tu hermano se muere, no llames a nadie, te vamos a avisar lo que queremos”.
La denunciante señaló que al día siguiente recibió un nuevo mensaje en el que el supuesto secuestrador le exigía una fuerte cantidad de dinero para liberar a su hermano y daba como plazo ocho horas para juntar el efectivo y entregarlo.
Comentó ante el representante social que no contestó ninguno de los textos, pero que su cuñado le comentó que había recibido un mensaje en su teléfono celular en el que le indicaban que se trasladara a Cuautitlán Izcalli, Estado de México, donde supuestamente se encontraba el cadáver de Juan Carlos Olvera.
La denunciante manifestó en su declaración ministerial que su hermano es una persona “problemática” y que tenía deudas, desconociendo a quién le debía ese dinero, y que le había pedido prestado 10 mil pesos que no le entregó. Al acudir a la Fiscalía Antisecuestros, el Ministerio Público asesoró a la denunciante, en tanto que elementos de Policía de Investigación se mantenía a la espera de las indicaciones de los “secuestradores” para iniciar el operativo de “rescate”.
A las instalaciones de esta división llegó otro familiar de la agraviada, quien manifestó que había recibido una llamada telefónica de los supuestos plagiarios y había registrado el número telefónico. Con esta información, personal de la PGJDF estableció que el teléfono utilizado para hacer la llamada correspondía a un hotel, localizado en la colonia San Simón Ticumac, hasta donde se trasladaron y, en entrevista con la recepcionista, corroboraron que un hombre con las características del “plagiado” se encontraba en una de las habitaciones desde el 30 de junio, pero que se había registrado bajo el nombre de Ricardo Flores.
Al constituirse en dicha habitación, personal de la procuraduría capitalina encontró al supuesto agraviado, el cual aceptó que había simulado su secuestro, ya que “tenía muchas deudas” y que los mensajes los había enviado a través de su teléfono celular.

No hay comentarios: