EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

jueves, 1 de julio de 2010

BUSCA TEPEAPULCO, RECONOCIMIENTO COMO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Para trabajar de manera conjunta en la eventual declaratoria de Tepeapulco, Hidalgo, como Patrimonio de la Humanidad de parte de la UNESCO, la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la UNAM, y el gobierno municipal, firmaron un convenio de colaboración.
Pilar Máynez Vidal, Lina Ortega Ojeda, Julio César Morán y Juan Luis Rodríguez Parga, académicos de la entidad universitaria, participan en esta tarea con el capítulo Fray Bernardino de Sahagún y sus investigaciones en Tepeapulco, estudio multidisciplinario de los Primeros memoriales, escritos por el historiador, en torno al contexto sociocultural del que surgieron.
Los investigadores se centrarán en los aspectos lingüístico, social, histórico y arquitectónico de la obra, y su impacto en los posteriores manuscritos que integraron la Historia general de las cosas de la Nueva España.
El director de Acatlán, José Alejandro Salcedo Aquino, consideró que el convenio es una oportunidad para establecer nuevas metas y compromisos, y que la UNAM acude por convicción al llamado para contribuir al desarrollo y consolidación de diversas instituciones.
En su oportunidad, el munícipe de Tepeapulco, José Leoncio Pineda Godos, destacó que laboran para lograr el reconocimiento y proyección nacional e internacional, por medio de la declaratoria de la UNESCO. Para ello, añadió, es trascendente el apoyo de la Universidad en los trabajos preparativos y de difusión que permitan direccionar sus objetivos.
La riqueza de Tepeapulco
Ubicado cerca de Ciudad Sahagún, la historia de Tepeapulco se remonta a épocas prehispánicas, cuando fue un importante centro de obsidiana. “Hasta Tepeapulco llegaba el poder cultural e histórico de Texcoco; ahí, convivían mexicas, otomíes y chichimecas, era un sitio interesante porque el Valle de México se extendía a estos lugares de Hidalgo”, refirió Máynez Vidal.
Tras la conquista, se mantuvo como bastión cultural de relevancia, por lo que misioneros eran enviados para su evangelización. Antes de Bernardino de Sahagún, llegó Andrés de Olmos, quien fundó el convento de San Francisco de Tepeapulco, en 1531, y fue autor de la primera gramática de una lengua indígena: el náhuatl.
Posteriormente, en 1558, Sahagún se trasladó al pueblo con un grupo de alumnos trilingües (español, latín y náhuatl) para realizar un trabajo sobre la antigüedad de los indígenas, a través del conocimiento, pensamiento, costumbres e historia.
Además del título que ostenta como cuna de la antropología en el Nuevo Mundo, que le confiere ser un bien intangible, Tepeapulco cuenta con bienes tangibles, elementos a su favor para la postulación, como los frescos del convento de San Francisco, con casi medio milenio de vida.
Este municipio tiene proximidad con las ruinas arqueológicas de Xihuingo y el acueducto del padre Tembleque, que fue de gran importancia hidráulica en el Virreinato; es cercano a la laguna de Tecocomulco, donde se puede encontrar fauna prehispánica, y cuenta con lugares donde se sirven platillos a base de ajolote y ancas de rana, detalló.
Además de la FES Acatlán, en este proyecto participarán la Universidad Autónoma de Hidalgo, el INAH y la secretaría de Turismo local.

No hay comentarios: