EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

martes, 6 de julio de 2010

AUMENTA LA SEGURIDAD EN LA CENTRAL DE ABASTO

Con el objetivo de aumentar la seguridad en el principal mercado mayorista desde el cual se garantizan alimentos a más de 20 millones de habitantes de la Zona Metropolitana del Valle de México, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, inició nuevas acciones y entregó vehículos y equipo con tecnología de punta a la Central de Abasto.
Ante miles de comerciantes, carretilleros, trabajadores y público en general, el mandatario resaltó la importancia estratégica de este centro comercial, pues de no existir, los capitalinos pagarían 20 por ciento más por los productos que consumen.
Por ello la necesidad de proporcionar la máxima seguridad a las 300 mil ó 500 mil personas que a diario se congregan aquí, quienes a lo largo del año realizan operaciones comerciales por cerca de nueve mil millones de dólares, cifra superior al mercado interno de varias naciones de Centroamérica, Asia y África.
Además de cinco patrullas a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal para sumarse a la vigilancia de las 327 hectáreas, el Jefe de Gobierno entregó tres detectores moleculares GT 200 al General de División Diplomado del Estado Mayor y coordinador de la Seguridad en la Central de Abasto, Ricardo Adriano Morales.
Los GT 200 son considerados herramientas de vanguardia para descubrir la posesión de armas, droga, explosivos y otras sustancias prohibidas. Se utilizarán para revisar entradas y salidas de productos y certificar así que sean legales.
Este equipo se suma a las herramientas de vigilancia ya existentes en el lugar, como el Centro de Inteligencia y Monitoreo con 267 cámaras que permiten grabar incidencias y salvaguardar a usuarios y visitantes. Su importancia es fundamental porque cada día arriban a la Central de Abasto 59 mil vehículos, lo cual significa un millón 770 mil al mes.
El Jefe de Gobierno felicitó a las autoridades administrativas y policiacas en la Central de Abasto por su esfuerzo para brindar a usuarios y participantes instalaciones cada vez más adecuadas, seguras y con calidad de excelencia para la comercialización de productos alimenticios, lo cual fue uno de sus principales compromiso antes de asumir el cargo.
Agradeció especialmente la participación de la asociación civil México Unido Contra la Delincuencia para dar seguimiento a las tareas de seguridad en este lugar y para proponer diversas acciones, como en la operación de la Agencia del Ministerio Público y la puesta en marcha hoy del Programa de Prevención Integral Comunitario.
La presidenta de esta organización, Ana Franco de Wattnem, afirmó que los ejes centrales de este Programa –Prevención del Delito y las Adicciones, la Cultura de la Legalidad y el Desarrollo Familiar– ayudarán a evitar las conductas delictivas y antisociales que suelen generarse en este tipo de espacios comerciales debido a sus enormes conglomeraciones.
Miguel Ángel Mancera Espinosa, procurador General de Justicia capitalino, comprometió el esfuerzo necesario de ésta y otras dependencias policíacas para cumplir a cabalidad el compromiso de Ebrard de garantizar la seguridad y la armonía de estos conglomerados, a pesar de la complejidad de la tarea.
“Las autoridades tenemos muy claro que el reto en materia de seguridad es mayúsculo. Se trata de 327 hectáreas de área comercial, que por cierto es la más grande del mundo, muy arriba de los centros mayoristas de Madrid, España y de Rungis, en Francia”, señaló.
La Central de Abasto es vigilada por 700 elementos de las policías Judicial, Auxiliar, Preventiva y de la Coordinación de Seguridad de la propia Central, quienes en 2010 lograron disminuir 30 por ciento el robo de vehículos y aumentar la eficacia en el combate al robo a pasajeros de taxi y transportistas, así como abatir los homicidios dolosos y violaciones.
La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y la Dirección y Administración General de la CEDA crearon la Coordinación Territorial de Seguridad Publica y Procuraduría IZP-3, la cual cuenta con Certificado Internacional de Calidad ISO 9001. En 2009 se instaló una oficina de la Procuraduría General de la República en su territorio.
El director y administrador General de la Central de Abasto de la Ciudad de México, Raymundo Collins Flores, reconoció el apoyo del Jefe de Gobierno para mejorar las condiciones generales de este centro comercial y comprometió a su administración a corresponder con más trabajo para lograr las metas establecidas.
“La Central de Abasto tiene cimientos para ser mercado líder en el nuevo milenio, un centro de distribución y comercialización que puede y sabe adaptarse a los cambios”, afirmó.

No hay comentarios: