EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

lunes, 12 de julio de 2010

ACOMPAÑADA DE SUBEJERCICIOS, LA INEFICIENCIA EN LA LUCHA ANTICRIMEN

Al manifestar que la ineficiencia del gobierno federal en la lucha contra la delincuencia organizada ha estado acompañada de subejercicios en el gasto anticrimen, el diputado Erasto Ensástiga Santiago, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, afirmó que con el diagnóstico que presentó la federación sobre el avance en este rubro se reconocen tímidamente errores y deficiencias, pero extrañamente, no se plantean cambios en la estrategia fallida.
De acuerdo con la información del gobierno federal, dijo, de 1997 a 2010, se han gastado más de 83 mil millones, sin embargo, los delitos denunciados pasaron de un millón 544 mil 856 delitos a un millón 797 mil 81 en 2009 y el propio secretario de Gobernación reconoció que pese al considerable sacrificio fiscal y presupuestal que se ha hecho, no ha mejorado la capacidad de prevención, disuasión, reacción e investigación policial y jurídico-penal del Estado.
El legislador perredista subrayó que el problema es que no se trata solamente de asignar más recursos económicos al combate de la delincuencia organizada, sino de verificar que éstos se ejerzan de manera eficiente y eficaz.
En ese sentido destacó que la Auditoría Superior de la Federación (ASF), .hizo la observación, en la Cuenta Pública de 2007, que solamente se ejerció el 43 % del Fondo de Seguridad Pública, es decir que de los más de 6 mil 652 millones de pesos destinados a ese fin, se ejercieron 3 mil 789 millones, dando como resultado un subejercicio por 2 mil 863 millones de pesos; igualmente, en 2008 se ejerció nomás del 58.2 % del presupuesto destinado a la implementación del Sistema Plataforma México, consistente en la adquisición de tecnologías de información para crear interconexiones de bases de datos.
En consecuencia, dijo Ensástiga Santiago, los subejercicios de recursos presupuestales, revelan ausencia de una estrategia de gestión adecuada y aunado a ello, la ASF, ha identificado una serie de omisiones, información incompleta y falta de registros presupuestales en la Secretaría de Seguridad Pública Federal
Indició que la misma ASF, en la Cuenta Pública de 2007 y 2008, advirtió que la baja asignación presupuestaria, el deficiente manejo de recursos y “un estado insuficiente de los cuerpos policiacos en cuanto a su armamento, constituyen factores que propician el crecimiento de los delitos”. Incluso, hizo la observación de que, en general, cuando los mandamientos judiciales (órdenes de jueces) disminuyen, el índice delictivo crece”.
Ensástiga Santiago, resaltó que por otra parte, las condiciones persistentes de pobreza y la baja recuperación económica y del empleo, derivados de las políticas neoliberales del gobierno federal, en nada contribuyen a crear un clima de seguridad y tranquilidad.
“No se trata solamente de gastar más en seguridad pública, sino de mejorar simultáneamente las condiciones de vida de millones de mexicanos, para que logren satisfacer con dignidad sus necesidades básicas”, subrayó.
En ese sentido, destacó que las acciones del gobierno federal no han dado como resultado una mejoría sustancial en los ingresos y el gasto familiar. No se percibe aún mejoría en el bienestar social y es por eso que el gasto público debe ejercerse de manera eficaz y eficiente.
Indicó que en el Distrito Federal, por ejemplo, el gasto en seguridad pública no ha implicado disminuir recursos al gasto social, por el contrario, éste tiende a aumentar y a ser más eficaz.
Explicó que el gasto programable, dedicado a la satisfacer las necesidades sociales, en los últimos tres años, ha sido del 95 % en promedio. De éste, cerca del 70 % está dedicándose a la implementación de programas sociales en materia de salud, educación y apoyos alimentarios para adultos mayores, y habría que considerar los programas de subsidios al pago del predial y el transporte, al servicio de agua, estímulos fiscales para las medianas y pequeñas empresas, así como simplificación para la apertura de nuevos negocios. Ésta última cuestión, dijo, ha sido fundamental para recuperar y crear más de 150 mil empleos en lo que va del año.
Resaltó que, por otra parte, la Asamblea Legislativa aprobó para el presente año un presupuesto de 129 mil 433 millones de pesos para el Distrito Federal, de los cuales 17 mil 943 millones se asignaron a Seguridad Pública, mil millones de pesos para la adquisición de patrullas, la inversión de 6 mil 219 millones en alta tecnología y para la instalación de alrededor de 8 mil videocámaras en zonas con alto índice delictivo dentro de las delegaciones Azcapotzalco, Gustavo A. Madero y Miguel Hidalgo, conectadas al Centro Regional de Atención de Emergencias.
Sostuvo que en Distrito Federal, se va en la dirección correcta, y a pesar de no ser la ciudad más insegura del país, frente a las condiciones actuales, es fundamental la recuperación de la confianza en nuestros cuerpos de Seguridad Pública.

No hay comentarios: