EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

viernes, 18 de junio de 2010

SON PREVENIBLES POR VACUNACIÓN LA MAYORÍA DE LAS ENFERMEDADES: IMSS

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dispone generalmente de todas las vacunas para destinarlas a las personas de cualquier edad; pues al aplicarse de manera puntual, se evitan enfermedades que pueden provocar la muerte, informó el Servicio de Pediatría del Hospital General de Zona Nº 71 en Veracruz.
Las vacunas contra enfermedades prevenibles deben aplicarse desde la edad más temprana hasta la más avanzada. Por ello, los bebés nacidos en el Instituto Mexicano del Seguro Social reciben al inicio de su vida los biológicos contra la hepatitis B, la tuberculosis (BCG) y además se les proporciona la Cartilla Nacional de Vacunación.
Hay vacunas para todas las edades; sin embargo, en la edad más importante se ubica a los menores de cinco años y la vacuna más recomendable desde que nace el bebé, es la que protege contra la hepatitis B. A partir de ahí vienen una serie de inmunizaciones entre los dos a los seis meses de edad.
Al año de edad se hace un refuerzo de algunas de ellas como son contra el sarampión, rubéola, parotiditis, varicela y hepatitis A. A los niños mayores, se les debe suministrar las vacunas contra el tétanos y la difteria.
Según se explicó, las complicaciones de las enfermedades prevenibles por vacunación como son: la tuberculosis, hepatitis B, poliomielitis, sarampión, hemophilus influenza, entre otras, pueden ser devastadoras, ya que estos padecimientos podrían ocasionar hasta la muerte del bebé o dejar secuelas muy importantes, sobre todo a nivel neurológico, con la pérdida de las capacidades de hablar, caminar o moverse. Por ello es importante la vacunación.
Se enfatizó que las vacunas ofrecen una protección superior al 85 por ciento, siempre y cuando se cumpla con el esquema recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS); y se mencionó que en Latinoamérica, México es el país que tiene un esquema de inmunización completo.
Existen además otros procedimientos recomendables que pueden prevenir enfermedades independientemente de la vacunación, como el mantener la higiene en casa y proporcionar la lactancia materna. Esta última es muy importante porque protege de padecimientos, favorece un mejor desarrollo en el peso y el crecimiento del bebé. Es recomendable mantenerla durante un año o al menos los primeros seis meses de vida del bebé, porque es la única leche que le provee de defensas.
Los especialistas aconsejan acudir cada mes con el médico familiar para que detecte a tiempo posibles alteraciones en el desarrollo del bebé.
En las clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social, generalmente se dispone de todas las vacunas, además de la eventual participación en campañas nacionales, por lo que se invita a las personas en general a protegerse y a llevar a sus hijos, pues en la salud lo más importante es prevenir.



No hay comentarios: