EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

jueves, 17 de junio de 2010

LA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE LA DELINCUENCIA ORGANIZADA TRASNACIONAL DEBE SER MULTILATERAL: CHAVEZ CHAVEZ

El fenómeno de la delincuencia organizada es un problema de carácter global, cuya solución debe ser multilateral; el riesgo de que la demanda de drogas –acompañada por la oferta de armas-, siga creciendo, ya no sólo amenaza a México, pues se ha detectado una migración de operadores criminales a países hermanos de Centro y Sudamérica.
Así lo señaló el procurador General de la República, Arturo Chávez Chávez, al participar en el panel titulado “El crimen organizado transnacional como una amenaza multidimensional: cómo promover una respuesta coherente y holística a través de la adhesión y plena instrumentación de la Convención de Palermo y sus Protocolos”, en la Sesión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Delincuencia Organizada Transnacional, que se lleva a cabo en Nueva York, Estados Unidos, ante la presencia de la canciller mexicana Patricia Espinosa y un grupo de expertos.
Tras señalar que la delincuencia organizada es un problema expansivo y contagioso, aseveró que la combinación de pandillas en las ciudades del mundo desarrollado, con Estados asediados por el crimen organizado, constituye una amenaza general que está en marcha. “Estamos frente a una tragedia compartida que demanda acciones multilaterales y responsabilidades conjuntas, en el interés de todos”, dijo Chávez Chávez.
Afortunadamente, comentó el Abogado de la Nación, tenemos el instrumento de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Trasnacional al que México ha dado su respaldo irrestricto; la ratificamos en 2003 y desde entonces hemos trabajado en nuestra legislación para incorporar los temas que más impactan en el combate a la delincuencia.
Apuntó asimismo que con pleno cumplimento de los derechos humanos, hace cuatro años se inició en México una profunda reforma de nuestras instituciones de seguridad y justicia –la más extensa en el último siglo– para depurarlas, modernizarlas e incrementar su eficacia en el combate a la delincuencia, por lo que “es una de las herramientas más importantes con las que contamos hoy para construir el México del mañana”.
El titular de la PGR hizo hincapié en que gracias a la reforma constitucional sobre justicia penal aprobada en 2008 y su aplicación, se ha podido avanzar sustancialmente en el cumplimiento de los compromisos derivados de la Convención de Palermo y sus protocolos complementarios.
Advirtió, sin embargo, que los países signatarios “sabemos que aún estamos lejos de concretar los objetivos de la Convención. Es mucho lo que debemos hacer si no queremos que el fenómeno se torne todavía más difícil para todos”.
De ahí la importancia de promover la ratificación del Protocolo contra el tráfico y producción ilícita de armas de fuego, sus componentes y municiones que, al 6 de junio de este año, sólo había sido ratificado por 80 de los 155 países adheridos a la Convención –es el que mayor rezago registra por cuanto hace a ratificaciones.
Subrayó finalmente que además de las medidas de orden penal, la cooperación entre nuestros países debe complementarse con medidas que lleven a una mayor integración social y al saneamiento del tejido comunitario, que generen estructuras ciudadanas vigorosas y solidarias capaces de evitar que la delincuencia organizada se desarrolle y se imponga.
Por su parte, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, reconoció y felicitó a Chávez Chávez y a México por su compromiso en el combate a la delincuencia organizada y la aplicación de la Convención de Palermo y sus tres Protocolos.

No hay comentarios: