EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

martes, 29 de junio de 2010

LA BASURA, ENEMIGO NÚMERO UNO DEL DRENAJE: EBRARD

Al advertir sobre la proximidad de lluvias anormalmente abundantes por el mayor número de huracanes previstos hacia finales de julio, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, reiteró su llamado a la ciudadanía para no tirar basura en vía pública y alcantarillas y así evitar riesgos de encharcamientos e inundaciones por obstrucción del drenaje.
Durante una visita de supervisión a los trabajos de rehabilitación de la Planta de Bombeo No. 2 Gran Canal, informó a la población que su gobierno aumentó la inversión en los últimos años para incrementar la capacidad de todo el sistema de drenaje de la Ciudad de México, como en estas instalaciones, donde se erogaron 127 millones de pesos.
Además de mantenimiento y reposición de equipo a la planta, hubo que instalarle mecanismos de extracción de basura para evitar daños a las bombas y tuberías, la consecuente paralización del desagüe y una inundación que afectaría a las delegaciones Venustiano Carranza, Cuauhtémoc y parte de Benito Juárez y Álvaro Obregón.
La magnitud e importancia de esta planta estratégica se puede apreciar si se considera que tiene capacidad para desalojar hasta 40 mil litros por segundo. Sin embargo, a esta altura del Gran Canal también se extraen en promedio 20 toneladas de basura cada día.
“Quisiera reiterar y solicitar a todos los ciudadanos y ciudadanas que nos ayuden porque el enemigo número uno del sistema de drenaje del Distrito Federal es la basura. Imagínense: aquí nos llegan 20 toneladas que debemos meter a rejillas, subirlas y luego sacarlas porque si no pega a esta planta, pega en la 18+500”, alertó Ebrard.
Por ello, cuando se tira basura en la calle, se le tapa el drenaje a alguien, sea en la misma colonia o en otra y finalmente se perjudican instalaciones estratégicas como esta y se daña a un gran número de población. Dicho de otro modo, tan sólo la óptima operación de esta planta redunda en beneficio de más de un millón 500 mil habitantes.
El director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre Díaz, reportó por su parte que prácticamente todo el equipo de esta Planta de Bombeo, construida en 1954, fue sustituido a fin de asegurar su funcionamiento y el del Emisor Central para conducir aguas negras hacia la zona lacustre del Vaso de Texcoco.
Se le dotó con diez bombas con capacidad de tres mil litros por segundo cada una y cinco bombas más de dos mil litros por segundo. Posee, además de las rejillas de limpieza semiautomáticas, una subestación eléctrica de ocho mil kilovatios y plantas de emergencia para operar en caso de ser necesario hasta por dos horas.
Ebrard informó que su gobierno trabaja con la Comisión Federal de Electricidad para proteger el suministro de energía y el funcionamiento de la planta y que también se han hecho importantes inversiones en todo el sistema para garantizar su óptimo funcionamiento.
El Sistema de Drenaje de la Ciudad de México y, en general, todo el sistema hidráulico es uno de los más complejos del mundo por su magnitud y operación. Sólo el Sistema de Drenaje se compone de 10 mil 237 kilómetros de red secundaria, dos mil 107 kilómetros de red primaria, 144 kilómetros de colectores marginales y 94 plantas de bombeo.
Además, consta de un sistema general del desagüe formado por presas, lagos y lagunas de regulación, cauces a cielo abierto y un sistema de drenaje profundo, el cual es regulado por sistemas de compuertas y mecanismos de izaje.
Todo el sistema y sus componentes electromecánicos operan las 24 horas del día los 365 días del año, por lo cual el equipo se deteriora constantemente y ocasiona inhabilitación de algunas instalaciones y disminución del servicio.
El Gobierno del Distrito Federal realiza durante el presente año un programa de obras y acciones tendientes a prevenir afectaciones por encharcamientos e inundaciones durante la temporada de lluvias con una inversión superior a los 928 millones de pesos. Todas las acciones –informó Aguirre Díaz– avanzan conforme a lo planeado.

No hay comentarios: