EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

martes, 29 de junio de 2010

CORREGIBLE EL PIE PLANO SI SE DETECTA A TIEMPO: IMSS

El pie plano normalmente se desarrolla desde el nacimiento y no se percibe sino hasta después de los tres años de edad, que es cuando sólo un médico especializado es capaz de diagnosticarlo, informó el Servicio de Traumatología de la Unidad de Medicina de Atención Ambulatoria Nº 242 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tejería, Veracruz.
Se explicó que el pie plano, es aquel que presenta una deformidad, relacionada generalmente a un hundimiento de la bóveda o arco plantar en carga y a una tendencia a la torcedura del antepié; durante el apoyo, en cualquier tipo de pie plano, se desplaza siempre adelante, abajo y adentro (al contrario que en un pie normal), favorecido por la debilidad del ligamento interóseo.
Esta laxitud de los tendones y ligamentos de la parte interna del pie, desestabilizan el arco interno, encontrándonos una parte interna del pie más larga que la parte externa, y por tanto, aplanada; lo anterior puede tener dos orígenes, uno que es el congénito que es con el se nace y el otro puede ser adquirido por traumatismo o malformación.
Sobre su detección, se detalló que básicamente puede ser detectado por cansancio al caminar, dolor en las plantas de los pies y alteraciones al caminar y por ende, en el eje mecánico de los tobillos y en las rodillas, es decir como que éstas se ven juntas formando una “X” y el eje del tobillo se va inclinado hacia adentro y da la impresión de que se tuviera una prominencia ósea a nivel de columna.
Ante esta situación, es necesario estar muy atentos en el desarrollo de nuestros hijos y acudir con el médico para detectar a tiempo este tipo de padecimientos y poder corregirlos de manera oportuna.
En el Seguro Social se ofrecen dos alternativas, tanto preventivas mediante el uso de plantillas a la medida, con cuñas, virones y arcos; además de calzado ortopédico, así como de tratamiento correctivo de cirugía en los casos que lo ameriten.
Por tanto, se recomienda a los padres que observen cómo caminan sus niños, cómo apoyan los pies y cambiar hábitos de malas posturas que inhiban el buen desarrollo del sistema óseo, ya que muchas veces la afección comienza en el tobillo, continúa en las rodillas, sigue en la cadera y en la etapa adulta termina en la columna vertebral ocasionado una lumbalgia.

No hay comentarios: