EL CAPITALINO

EL CAPITALINO
Visita nuestro nuevo sitio

jueves, 17 de junio de 2010

CAEN DOS DE LOS ASESINOS DE LOS 12 FEDERALES EN ZITÁCUARO

Leonardo Juárez R./El Capitalino
El jefe de la División Antidrogas de la Policía Federal, Ramón Pequeño García, aseguró que los recientes hechos de violencia en Michoacán son producto de la desesperación del crimen organizado por los severos golpes que le ha asestado las fuerzas federales a los cárteles de las drogas que operan en esa entidad.
En rueda de prensa, Pequeño García dio a conocer la captura de Alain Escutia Ruiz, (a) “El León” y Emilio Ovet Palacios Andrade (a) “El Mostro”, presuntos sicarios que participaron en el ataque contra elementos de la Policía Federal el pasado 14 de junio en la referida localidad michoacana.
Indicó que estos dos sujetos pertenecen al cártel de “La Familia Michoacana”, y que el autor intelectual del alevoso ataque fue Nazario Moreno González (a) “El Chayo” quien junto con José de Jesús “El Chango” Méndez Vargas, lideran este cártel de las drogas.
Para la mortal agresión “El Chayo” encomendó la tarea a uno de sus jefes de plaza identificado como “El Chuky”, en represalia por las múltiples detenciones de integrantes de la organización en la zona del municipio de Zitácuaro.
La Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF), indicó que para la emboscada de los federales, “El Chuky” había reunido a diversos grupos que fueron dirigidos por los sujetos identificados como “Don Pete” y “El Morsa”, actuales jefes de la plaza de Zitácuaro.
Añadió que “El Morsa”, relevó al anterior jefe de la plaza de Zitácuaro, José Luis López Morales o Hilario López Morales, (a) “El Gato”, quien fuera detenido por la Policía Federal el 14 de abril de este año.
Detalló que en el ataque del lunes contra elementos de la Policía Federal, aproximadamente las 06:00 horas, “La Morsa” reunió a 35 sicarios en la gasolinera denominada “La Cotorra”, ubicada a la salida de Zitácuaro, quienes a bordo de 12 camionetas, se trasladaron por la carretera libre Zitácuaro-Toluca, donde entraron a una brecha que conduce a los puentes vehiculares, desde donde se realizó la emboscada.
Posteriormente, un grupo de nueve personas armadas con fusiles AK-47, armas cortas y granadas de fragmentación a bordo de cuatro vehículos, se posicionaron en el primer puente.
Mientras que el segundo grupo comandado por “La Morsa” y conformado por aproximadamente 26 sujetos, entre los que se encontraban los dos detenidos, así como las personas identificadas bajo el alias de “El Chilaquil”, “La Víbora” y “Julio El Sapo”, quienes portaban fusiles AR-15, AK-47, escopetas calibre 12, granadas de fragmentación y un fusil Barret calibre .50, a bordo de 8 vehículos se posicionaron en un segundo puente.
Aproximadamente 10 minutos después de haber tomado sus posiciones, observaron que se acercaba un convoy que transportaba a los federales, en ese momento los sicarios iniciaron el ataque, disparando en contra de los vehículos por alrededor de 20 a 30 minutos aproximadamente.
Ante esta acción, los policías federales repelieron la agresión, logrando dar muerte a uno de los coordinadores de sicarios, identificado como Beto “N”, quien falleció a bordo de uno de los vehículos, además de herir a varios de los delincuentes.
Posteriormente “La Morsa” dio la orden de retirada, debido a que se encontraba próximo el apoyo de los policías federales; motivo por el cual los sicarios abordaron sus vehículos y tomaron nuevamente la carretera libre hacia Zitácuaro, pasando por el libramiento con dirección hacia Morelia.
Durante este trayecto, a los sicarios se les averió una camioneta, por lo que a la altura del poblado Curungueo se desviaron por una brecha de terracería, dejando abandonada la unidad a unos 400 metros.
Posteriormente retornaron a la carretera que conduce a Morelia, haciendo escala en Maravatío; teniendo como destino final el municipio de Zinapécuaro, donde fueron recibidos por el sujeto conocido como “El Nene”, identificado como jefe de plaza en ese municipio, quien presuntamente escondió la mayoría de las armas y vehículos utilizados en el ataque.
“El Nene” ordenó traer 15 taxis para que los sicarios que participaron en el ataque se distribuyeran, ordenándoles que se ocultaran por un periodo de 8 a 15 días, durante este lapso les dieron la instrucción de reportarse diariamente con “La Morsa”. Posteriormente se tendrían que presentar en Morelia para recibir instrucciones.
Los detenidos fueron ubicados en Morelia por personal de Policía Federal, al momento de su captura se les decomisó dos fusiles de asalto calibre 7.62 x 39, un cargador, 104 cartuchos, un arma corta, equipo táctico que incluye pantalones, cascos, gorras y playeras con insignias oficiales, fornituras y gas lacrimógeno; dos placas vehiculares, una de ellas con reporte de robo en el Distrito Federal, un chaleco blindado, dos bolsas de marihuana y equipo de comunicación
La Policía Federal trabaja en torno a diversas líneas de investigación y en la plena identificación del resto de los involucrados en esta agresión, para realizar las acciones legales correspondientes. Los detenidos y lo asegurado fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la SIEDO para continuar con las indagatorias del caso.

No hay comentarios: